Invisibles son los hilos que manejas


"...Son mi música mejor aquilones;
el estrépito y temblor de los cables sacudidos,
del negro mar los bramidos,
y el rugir de mis cañones.
Y del trueno al son violento,
y del viento al rebramar,
yo me duermo sosegado,
arrullado por la mar...".

(De "La canción del pirata").

La Luna en el mar riela... e incluso alza en blando movimiento olas de plata y azul, pero en la lona ya no gime el viento en los barcos modernos. Acabo de regresar de un viaje en barco, un crucero, y una de la experiencias más singulares que he vivido ha sido poder ver, cada noche, la Luna reflejada sobre las aguas en altamar, y, por suerte, casi todos los días había luna llena y cielo despejado, lo que me permitió hacer varias instantáneas, que no equivalen al espectáculo en vivo pero algo acercan.
No son pocos los que se sienten hechizados por ese astro de una forma especial. La Luna tiene una característica esencial para los humanos, sobre todo si nos hallamos separados por el espacio de personas importantes -y no hay nubes-, y es que, por lejos que estemos unos de otros, podemos mirar el mismo objeto al mismo tiempo, pues el Sol no puede -o no debe- mirarse directamente, ni durante largo rato, pero podemos mirar la Luna con embelesamiento tanto como queramos, y sabiendo que alguien, muy lejos, está haciendo lo mismo, de manera que dos miradas se den cita en Selene.
A bordo se duerme más plácidamente tras contemplarla un rato entre la bruma tenue, aunque el barco se mueva, que los barcos grandes de ahora tampoco es que se muevan mucho. La foto de la derecha permite comprobar que el llamado "horizonte", no siempre está horizontal, al menos visto desde el camarote.
Fer

4 comentarios:

  1. eiii, ya habéis vuelto?? Bienvenidos!!! Estoy deseando veros, y que me contéis las anécdotas del viaje, y me pongáis los dientes largos.

    Besos a Koke y a ti!

    ResponderEliminar
  2. Hemos sobrevivido a las mil y una tribulaciones, penalidades, asaltos de piratas, etc...

    Besos de Koke y míos, nos vemos pasado mañana en la capital austríaca.

    Llevaremos las quinientas ocho fotos... MWAHAHAHAHAHA!!!

    Fer

    ResponderEliminar
  3. Muy bonitas las fotos, sobre todo la de la derecha.

    Hablando de astros ... Dagmar, Kai y yo nos quedamos un día más en Gallocanta y por la noche pudimos ver allí varias estrellas fugaces mientras, estando tumbados encima de una manta, veíamos el cielo completamente estrellado.

    ResponderEliminar

Comentarios: